Comparte este artículo

Se cumplen dos décadas desde que la alemana Audi estrenara mundialmente el TT, un modelo deportivo presentado originalmente en carrocería Coupé de tipología 2+2, a la que sumará en 1999 la versión Roadster para dos pasajeros. Producido en Hungría, se ofreció con opciones de tracción delantera e integral, y que ingresará a Chile sólo en mayo de 2000.

Lo primero es señalar que su nombre “TT” hace referencia a la competencia de motociclismo “Tourist Trophy”, prueba que se realiza desde el año 1907 en la isla de Man, en el noroeste del continente europeo.

El desarrollo del modelo se inició en septiembre de 1994, en el centro de diseño de la marca ubicado en Simi Valley, California, proyecto que estuvo bajo la supervisión de Peter Schreyer, hoy el responsable de los diseños de Hyundai y Kia.

Presentado como prototipo en 1995 en medio de las actividades del Salón de Frankfurt, el modelo es hasta hoy reconocido por su revolucionario e innovador diseño, con amplias zonas curvadas, uso de aluminio anodizado y la aparente falta de parachoques. A pesar de lo anterior, su CX, coeficiente aerodinámico, sólo alcanzó a “0,35”  un valor alto para la época.

En octubre del mismo año, un segundo prototipo es presentado en el Salón de Tokio. Se trataba del TTS, una referencia al NSU Prince TTS, un Roadster que tuvo una excelente recepción por parte del público y de la prensa especializada, lo que le valió el visto bueno para ponerlo en la línea de producción cuatro años después.

El modelo debutó finalmente en septiembre de 1998, código interno “8N”, con un diseño muy cercano al prototipo, y sólo diferenciado por nuevos parachoques y la adopción de vidrios laterales traseros. De líneas futuristas, habitáculo estilo “Racing”, mecánica de avanzada, carrocería totalmente galvanizada, y full equipamiento, estaba listo para transformarse en un ícono deportivo.

Con todo, el inicio de la venta estuvo relacionado a fuertes polémicas, tanto por su seguridad como por problemas mecánicos. En efecto, las primeras unidades estuvieron vinculadas a varios accidentes, algunos de ellos fatales. La causa estaba en la tendencia a sobreviraje en curvas rápidas. La marca reaccionó incorporando a las nuevas unidades un alerón trasero,  chasis reforzado y control de estabilidad de serie.

Para los primeros propietarios, en tanto, no se ofrecía solución alguna, lo que desató nuevamente la polémica. Finalmente la marca revierte la decisión, presionado fuertemente por clientes y organizaciones de consumidores,  y acepta instalar el control de estabilidad con un precio bonificado.

Los problemas mecánicos, en tanto, para los modelos 1998-2000 estuvieron ligados al eje trasero, con ruidos inusuales y, finalmente la rotura del mismo. La solución de la marca fue contactar a la totalidad de los clientes y reemplazar la pieza, medida que sumó, además, a los propietarios de modelos A3 y S3.

A esas alturas el dañó en la imagen del modelo era importante pero no definitivo. Si en 1999 las ventas en Europa totalizaban las 36.836 unidades, aumentarán a 37.972 al año siguiente; sin embargo, desde 2001 a 2006, disminuirán sostenidamente hasta alcanzar las 11.284 unidades anuales en 2005. La situación se revierte radicalmente en 2007, con el estreno de la nueva generación y 38.335 unidades vendidas aquel año.

En Estados Unidos, en cambio, el modelo nunca fue muy exitoso, alcanzando sus máximos los años 2000 con 12.027 unidades y 2001 con 12.523 unidades. En 2007, por ejemplo, las ventas llegan a 4.355 unidades, mientras que en 2017 totalizó 2.294 unidades.

En Chile, en tanto, el primer acercamiento con el público local se logró en octubre de 1999, al presentarse en el 6to Salón Internacional del Automóvil. Las ventas se inician en mayo de 2000, momento en que se comercializán 3 unidades Coupé 1.8L Turbo Mecánica de 225 CV, 0 a 100 Km/h en 6,4 segundos, 243 Km/h de velocidad máxima, con un precio nominal de la época de CL$33 millones.

Finalizado el año 2000, 12 unidades circulaban en Chile: “1” Coupé 1.8L mecánica de 180 CV, 0 a 100 Km/h en 7,5 segundos, 228 Km/h de velocidad máxima,  y un precio nominal de CL$31M; “7” Coupé mecánicas 1.8L de 225 CV y “4” 1.8L Roadster de 225 CV, precio nominal de la época de CL$42M.

Para 2001, las ventas totalizaban 4 unidades, “2” 1.8 Mecánicas Coupé y “2” 1.8 Roadster. 2002, en tanto, cierra sólo con “una” 1.8L Coupé mecánica de 225 CV, a las que se sumarán otras “2” en 2003. En 2004, se comercializan dos unidades Coupé, con el inédito 3.2L caja DSG de 250 CV, velocidad máxima de 250 Km/h y un 0 a 100 Km/h en 6,4 segundos, tracción integral quattro, con un precio nominal de CL$53M de la época. 

Galería Audi TT Coupé – Roadster 1998-2006

Comparte este artículo

Déjanos tu comentario