Comparte este artículo

 

El año 1972, la japonesa Isuzu estrenaba la camioneta mediana Faster, un modelo desarrollado sobre la base mecánica del Sedán Florian de 1967, que tenía la misión de reemplazar a la pickup Wasp (1963-1973), y que finalmente terminó convertida en un modelo de éxito global. Gran parte de los buenos resultados tendrían relación con el acuerdo de colaboración firmado en 1969 con la General Motors y que derivaría en la exportación del modelo, bajo el nombre de LUV, a suelo norteamericano.

En efecto, la LUV, acronímo de Light Utility Vehicle (Vehículo utilitario liviano), se transformó en el primer modelo de Isuzu en ser comercializado en Estados Unidos. El éxito en ventas del modelo llevó a la empresa norteamericana a fortalecer el acuerdo de cooperación e ingresar finalmente a la propiedad de Isuzu, quedándose, el mismo año 1972, con el 34% de las acciones.

 

De ahí en más, General Motors apoyó la distribución del modelo bajo las marcas Chevrolet e Isuzu en Estados Unidos y Canadá.  En Sudamérica recibió los nombres de Chevrolet LUV e Isuzu Pickup; en Australia y Nueva Zelanda se le denominó como Holden Rodeo; en Europa Opel Country; Vauxhall Brava en Reino Unido y de Chevrolet TF en Medio Oriente. A Chile, en específico, las primeras unidades arribarían sólo el año 1975, mientras que la venta oficial se iniciará a finales de 1977.

El modelo se produjo en Japón en dos series: KB20 y KB25. La denominación hacía referencia a la distancia entre ejes, siendo “25” la de 2.600mm, la más larga y de la que en 1978 derivaría una versión cabina doble. La “20” ofrecía una distancia entre ejes de 2.290 mm. La Isuzu Faster utilizaba un chasis con un bastidor tipo escalera. Una tercera opción, definida KB40 nació el año 1978, de 2.995 mm, y se asoció a la versión con tracción a las cuatro ruedas.

 

El motor utilizado en la mayoría de los mercados era un 1.6 litros gasolina, 4 cilindros en línea, carburado (1.584 cc) de 94 CV (69 kW) capaz de alcanzar los 145 Km/h (90 mph). Este se complementó con un Diésel 2.0 litros (1.951 cc) de 62 CV (46 kW), el que llegaba a los 115 Km/h (71 mph).

En Estados Unidos, en cambio, la motorización ofrecida era la de gasolina 1.8L (1.817 cc) SOHC de cuatro cilindros en línea, que producía 75 CV (56 kW).Este motor fue mejorado el año 1977 y pasó a ofrecer una potencia máxima de 80 CV (60 kW). A esas alturas, la “LUV” había ganado gran reputación. Tenía fama de “confiable y duradera”. Con su tracción trasera, y transmisión manual de 4 velocidades, era capaz de cargar en su versión corta más de 540 Kg.

 

 

El año 1976, el modelo recibe importantes modificaciones mecánicas, siendo las más relevantes la oferta de una transmisión automática de 3 velocidades y la incorporación de frenos de discos delanteros.

En 1978, el nuevo chasis antes mencionado de 2.995 mm, la inédita versión 4×4, que junto a nuevas carrocerías doble cabina y con compartimento de carga, hicieron disparar sus ventas, mismo momento en que la revista “Motor Trend” le otorga el segundo lugar en el premio “Pickup del año”. A nivel estético, en tanto, el principal cambio se da en su frontal. Los cuatro faros delanteros pasan a sólo dos. Finalmente, destacar que el año 1980 y antes del estreno de la segunda generación, General Motors Chile ensambló 1.920 unidades en la ciudad de Arica, planta que desde 1982 se transformaría en la plataforma de ensamblaje del modelo para todo Sudamérica.

 

Galería Chevrolet LUV: La primera generación 1972-1980

Quizás te interese:

Comparte este artículo

Deja tu comentario