Comparte este artículo

 

En medio de las actividades del Salón de París, el día 7 de octubre de 1948, el Citroën 2CV será desvelado frente al Presidente de la República, Vincent Auriol, dejando desconcertado, asombrado y sorprendido al público asistente. Mientras hay quienes se burlaban de su original silueta, otros veían en el nuevo modelo todas las cualidades aún carentes en muchos vehículos de la época: sencillez, agilidad, confort, versatilidad… Desde los primeros días, el número de pedidos daría la razón a la marca y a sus visionarios diseñadores.

André Lefebvre, director de la Oficina de Diseño de Citroën, equiparía al 2CV con una serie de tecnologías ingeniosas para la época: tracción delantera, suspensión flexible de gran recorrido, y motor de dos cilindros refrigerado por aire, entre otros atributos. Su nombre ” 2 caballos vapor” hacía referencia a la categoría impositiva que se aplicaba al modelo, la denominada potencia fiscal.

 

El Citroën 2CV se convertirá en un auténtico fenómeno de ventas, manteniéndose en producción de forma excepcional durante 42 años, con más de 5,1 millones de unidades comercializadas, incluyendo versiones comerciales carrocería Furgón, Pickup, y 4×4; eso hasta 1990 cuando terminará su producción mundial.

Aún hoy, el ‘Dos Caballos’ sigue siendo un icono de la historia del automóvil, de gran influencia en el crecimiento del parque automotor chileno durante las décadas de 1960 y 1970, de un impacto tal a nivel global que hasta hoy atrae a numerosos coleccionistas.

 

Precursor del modelo, el Proyecto TPV,  del francés ‘Toute Petite Voiture” (Auto pequeño) de 2CV de potencia máxima, nació en 1936, y cuyos primeros antecedentes datan del año 1934, cuando Pierre Jules Boulange asume la oficina de diseño de la marca Citroën, siendo sus colaboradores más cercanos los ingenieros André Lefebvre y Flaminio Bertoni.

Todos ellos se dan cuenta de que el automóvil aún no es accesible para todas las personas, buscando “democratizarlo” para todas las categorías de clases sociales. De ahí surge una idea: “Debemos crear un automóvil para la gente, simple, sin mucho confort, capaz de transportar a las personas y a sus bienes, utilizable en cualquier tipo de terreno,  pero especialmente económico “.

 

Sencillez e ingenio debían, por lo tanto, combinarse al servicio ya no de una idea sino de un objetivo concreto: “transportar a cuatro personas y cincuenta kilos de papas o un barril, a una velocidad máxima de 60 km/h”. Resultado: el automóvil pesaba 370 kg en vacío y su costo suponía un tercio del modelo 11 CV. Incluso sólo tenía un faro porque la legislación de la época no requería ofrecer dos.

Para la anécdota, al principio el faro se ubicaría en el centro del capó pero por la noche otros vehículos rozaban la carrocería pensando que era de una motocicleta, reposicionándolo finalmente al costado izquierdo.

En 1939, unos 250 modelos de pre-serie estaban terminados para ser presentados en el Salón del Automóvil de París pero…. … todo se suspende al  declararse la 2ª Guerra Mundial. Los vehículos son deliberadamente destruidos o escondidos. Sólo cuatro han llegado hasta nuestros días, incluida tres unidades encontradas en 1994 en el granero de una granja situada en el Centro de Pruebas de Citroën en La Ferté-Vidame.

La fabricación del pequeño 2CV comenzará en junio de 1949. Nombrado “2CV A”, estará equipado con un motor de 375 cm3 y 9 HP. Sólo cuatro vehículos se fabricarán a diario para hacer frente a la creciente demanda. Según lo planeado por Pierre Jules Boulanger, unidades son facilitadas a conductores que realicen viajes frecuentes, mientras que los propietarios son invitados a dar sus impresiones después de unos meses, siempre con el objetivo de mejorarlo constantemente.  Cada vez más personas quieren un 2CV y el plazo de entrega es de 7 años.

 

Para 1950 la producción aumenta a 400 unidades por día, mientras que en el Salón de París, Citroën estrena la carrocería Furgón, ampliamente esperada por los usuarios del modelo, ocasión en la que se recibe una amplia cantidad de ordenes de compra. El nuevo modelo recibe el nombre de  2CV AU ( U por utilitario), y su venta se iniciará sólo al año siguiente.

En 1953 el modelo recibe su primera actualización, modificando en el frontal el tipo de rejilla, retirando el círculo alrededor del logo y sólo quedando dos grandes vigas de aluminio. Precisamente es en este año en que el modelo se cruzará con Chile, cuando se inicie el proyecto para ensamblar unidades en la ciudad de Arica; aquel año, el DFL 303 del 25 de julio, había establecido la creación de “zona francas”.

La empresa francesa se establecerá oficialmente como productor el año 1957, bajo el nombre de Citroën Chilena S.A., debutando con la icónica versión nacional con caja trasera y dotadas del nuevo motor,estrenado en Francia en octubre de 1954,de 425 cc y 13,5 HP. 

 

 

En marzo de 1958, la matriz francesa sorprenderá con el estreno del 2CV “Sahara”, un modelo 4×4 dotado de dos motores – el segundo ubicado en la zona trasera-, opciones de uso 4×2 y 2×4, fácilmente reconocible por el neumático ubicado sobre el capó. Su producción se mantendrá hasta el año 1967, con un total de 694 unidades vendidas.

 

En 1963 Citroën Chile estrenará la carrocería 4 puertas, dotada de 18 HP, mientras que en Francia debutará la AZAM (AM de Mejorado) que recibirá modificaciones en motor, caja de cambios, carburación, frenado, embrague, parachoques, y soporte de faros, entre otros.

El año 1965 se inicia la producción del Furgón AZU en Chile, a la vez que en Francia se estrenará un nuevo frontal dotado de una rejilla con tres cuchillas horizontales, y las vigas desplazadas hacia la zona superior del capó (5 costillas). Además, se agrega finalmente la ventana lateral en el Pilar C.

 

 

A finales de 1969 se iniciará el ensamblaje en Arica del modelo AX330 de 33 HP, la versión sin maletera, junto con el furgón derivado del mismo, denominado AK6; además de dar inicio al proyecto denominado “Yagan”, en manos de la alianza Corfo-Citroën, nombre tomado del pueblo originario del extremo sur de nuestro país. En 1970, en tanto, se dará inicio al ensamblado del AMI8.

Pedro Vuskovic, Ministro de Economía durante el Gobierno de Salvador Allende, propondrá fabricar en Chile un automóvil de orientación económica que pudiera satisfacer la oferta insatisfecha de vehículos,  y que estuviese concebido con un sentido altamente utilitario. El plan establecía como restricción que cada automóvil, en su fabricación, no sobrepasara el valor de 250 dólares.

 

Por disposición de la misma autoridad, también se exigirá que más de la mitad de las piezas utilizadas en la fabricación del vehículo fueran de origen local, de modo de garantizar la auténtica nacionalidad del producto. El resultado será un modelo de líneas rectas, inspirado en los modelos Mehari y 2CV Dalat (Vietnam), sin techo, dotado de una estructura metálica para ser cubierto,y que carecía de puerta, siendo esta reemplazada por una simple cadena.

Las primeras 200 unidades se comercializarán el año 1972, en tonos de carrocería “naranjo, café y verde”. El modelo se ofrecerá en dos series, la primeras de ellas con parabrisas fijo, mientras que para la segunda será abatible; totalizando finalmente 400 unidades, y resultando ser un fracaso de ventas. De ahí en más la producción del modelo será destinada al ejercito, para labores de patrullaje en la frontera norte de Chile. Su producción “habría” cesado entre los años 1975 y 1976.

 

En Francia, en tanto, el año 1970 se presentarán las versiones 2CV4 (435 cm3) y 2CV6 (602 cm3). Una novedad en seguridad será la incorporación de cinturones de seguridad delanteros. En mayo del mismo año, se estrenará el nuevo tablero de instrumentos, de líneas redondeadas.

En 1974 las pequeñas vigas, que estaban en el capó, se deslizan nuevamente  obre la rejilla. La gran novedad será la incorporación de faros rectangulares. A partir de 1975 se estrenarán variadas “series especiales”, de producción limitada, y siendo una de las más reconocidas la 2CV 6 Charleston, con 8.000 unidades puestas en el mercado.

El año 1979, Citroën Chile sacará de producción el histórico modelo, momento en que un total de 40.030 unidades (Cifras gama completa sólo 1962 a 1979) habían sido ensambladas en las instalaciones de Arica, siendo reemplazadas por unidades 2CV6 (foco cuadrado) y Acadiane (Furgón), procedentes desde España, las que estuvieron disponibles  hasta los años 1983 y 1984, respectivamente.  Misma suerte correrá en Francia (febrero de 1988) y Portugal (1990), al cesar definitivamente su producción.

 

 

Finalmente, destacar que entre los días 2 al 4 de noviembre próximos de 2018, en la ciudad de Puerto Montt, se realizó el Xlll Encuentro Nacional de Citronetas y modelos derivados, ocasión especial en donde se conmemoró su 70ª Aniversario.

Galería Citroën 2CV 1948-2018

Quizás te interese:

Comparte este artículo

Deja tu comentario