Comparte este artículo

 

Durante casi dos décadas el Chevrolet Chevette se transformaría en el automóvil preferido de muchas familias chilenas. Desarrollado sobre la plataforma “T” de General Motors, las primeras unidades arribarán desde Brasil a partir del año 1974. Lo hacía a un año del inicio de su producción, y sólo en carrocería dos puertas, la única disponible, en aquel momento, en la planta brasileña.

El entonces llamado “Chevy Chevette” utilizaba una motorización 1.4L de 72 CV de potencia máxima a 5800 rpm, con un torque de 96,1 NM a 3600 rpm, con el que era capaz de alcanzar una velocidad máxima de 138 Km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en 19,1 segundos.

Chile, se unía entonces a un fenómeno global de ventas. Si en Europa Opel lo comercializaba como Kadett C en hasta 6 carrocerías, la japonesa Isuzu, la coreana Saehan y la australiana Holden lo ofrecerían como Gemini; mientras que Vauxhall en Reino Unido y General Motors en Estados unidos lo denominarán igualmente como Chevette. En este último país, hubo incluso una versión producida en Japón por Isuzu y comercializada en Norteamérica como Opel by Isuzu.

Es en medio del éxito de esta primera serie que la General Motors de Brasil decide desarrollar una versión especial, con un look más deportivo, denominada GP ll, lanzamiento que se apoya en el gran premio de F1 en Interlagos, Sao Paulo, ofrecida desde enero de 1977 a octubre de 1978, que reemplazaba al GP de 1976, con algunas unidades exportadas a Sudamérica, incluyendo, por supuesto, a Chile. Destacar que en 1977 General Motors Chile importaba un total de 1.452 unidades (Argentina, Brasil, Estados Unidos, Japón), cifra que aumentará a 1.679 vehículos durante 1978. 

A pesar de su estética, utilizaba una motorización estándar 1.4L (1.398 cc) que aumentaba de 70 a 72 CV, con la que alcanzaba una velocidad máxima de 140 Km/h, gracias a una relación de compresión que pasaba de 7,8:1 a 8,5:1; sin embargo, lo más llamativo era su estética. Franjas negras en puertas, capó y maletera, neblineros, neumáticos radiales 175/70, y la incorporación de espejo retrovisor derecho, serían sus elementos distintivos.

En el interior recibía un volante y un panel de instrumentos “especial”. El tablero ofrecía tacómetro, misma zona donde se ubicaban indicadores de nivel de combustible y temperatura del motor, mientras que a la altura de la palanca de cambios se visualizaban cuatro relojes: indicador del nivel de gasolina, vacuómetro (indicador utilizado para optimizar una conducción más económica), indicador de la temperatura del motor y un voltímetro. Mención especial para la sigla GP al costado izquierdo.

El año 1978 la General Motors de Brasil introduce de forma inédita el sedán 4 puertas, además de ofrecer el primer restyling importante de la carrocería, con un frontal más cercano a la versión de Estados Unidos, con un trabajo aerodinámico que privilegiaba flujos de aire hacia el techo por sobre el piso.

Es en este escenario que la General Motors Brasil pone en la línea de producción, además de la nueva carrocería 4 puertas, la versión Chevette GP 1978.

 

A ellas se sumarán, en 1979, la versión Hatchback 3 Puertas; en 1980 la versión familiar Marajo y, finalmente, en 1983, la Pickup Chevy 500, mismo año que nace la Serie ll del modelo, con importantes cambios estéticos y mecánicos.

Sin embargo, el hatchback 3 puertas S/R de 1980, 1.6L y 76 CV, y construido en sólo 786 unidades para el mercado brasileño, resultaría ser una solución interesante para mantener vigente una versión “más radical” del modelo.

Galería Chevrolet Chevette GP ll 1977-1978

Quizás te interese:

Comparte este artículo

Deja tu comentario