Comparte este artículo

 

Treinta años se cumplen desde que la italiana FIAT estrenara el TIPO, un modelo hatchback, con capacidad para 5 pasajeros, que tenía la misión de sustituir al histórico Ritmo de 1978, y que al momento de su presentación ofrecía una serie de innovaciones, tanto estéticas, tecnológicas, como a nivel mecánico.

Estrenado en enero de 1988, con un diseño obra de la empresa de ingeniería italiana I.DE.A., se desarrolló sobre una estructura modular conocida de forma interna como “plataforma Tipo 2”, la misma que se utilizó para elaborar, entre otros, los Alfa Romeo 155, Fiat Tempra –su versión tricuerpo-  y Lancia Dedra.

Al cabo de siete años, en Europa, totalizaba más de 2 Millones de unidades vendidas, siendo reemplazado finalmente por los Bravo/Brava en 1995; mismo año en que se inicia la producción en Brasil, unidades que no arribarán a Chile, país donde estaría involucrado en una seria polémica por casos de combustión espontánea.

Ganador del título de “Auto del Año“, en Europa, en 1989, destacó no sólo por su estética bastante particular, de líneas rectas, sino que, además por su gran habitabilidad, ya que en sólo 4M de largo, el compacto modelo era capaz de ofrecer una capacidad de carga de 350L y elevados niveles de habitabilidad interior. Mención especial para las puertas con apertura de 80º para facilitar las labores de acceso.

El diseño del Tipo evitó un aligeramiento excesivo, sobre todo en las partes estructurales, privilegiando la seguridad (habitáculo indeformable) y la calidad de ellas. La carrocería se confeccionó con acero galvanizado inoxidable con tratamiento de “cataforesis”, mientras que en el proceso de pintura se introdujo la “bonderización por inmersión total”, lo que prometía asegurar mayor resistencia contra la corrosión.

A su vez, la puerta trasera envolvente estaba fabricada con material sintético anticorrosivo: Poliester ZMC termoendurecedor inyectado reforzado con fibra de vidrio. Por su parte, los parachoques estaban construidos en material sintético de doble estrato con interior de acero embutido, que les permitía recibir choques frontales de hasta 5 Km/h sin deformarse y sin daños para el vehículo.

El interior se desarrolló en base a una serie de premisas establecidas en el “Proyecto Tipo”, con un profundo estudio de los aspectos ergonómicos, especialmente en cuanto a confort, habitabilidad, acceso, puesto de conducción, diseño de asientos, visibilidad, accionamiento de los mandos y fácil lectura de los instrumentos.

En este punto nace el panel de instrumentos con “cristales líquidos”, totalmente electrónico, de serie para la versiones Digit, que buscaba ofrecer una excelente combinación entre la precisión de la tecnología digital con una rápida lectura.

Una serie de investigaciones y consideraciones ergonómicas condujeron a racionalizar las dimensiones del tablero, la elección de las gráficas y las disposición de los instrumentos, junto con eliminar al máximo la reflexión de la luz exterior sobre la superficie.

Digital eran los indicadores de velocímetro, cuentakilómetros, y reloj; mientras que de estilo analógico (Bar-Graph) eran tacómetro, económetro, nivel de combustible, e indicador de temperatura de líquido refrigerante del motor.

Con un CX de 0,31, FIAT no sólo buscó ofrecer un diseño aerodinámico sino que debía, además, ofrecer un elevado confort de marcha. Para ello se diseñaron y estructuraron suspensiones que buscaban mantener constante la geometría bajo todo tipo de condiciones, contrarrestando la tendencia de los vehículos a “hundir la trompa”, en las frenadas -efecto anti-drive- y asegurar la menor inclinación posible de la carrocería en curvas.

La fabricación se transformó, igualmente, en una elemento clave y fundamental del proyecto, naciendo el denominado plan “cero defecto”. Junto con los innovadores materiales ya mencionados, se definió que el proceso debía ser totalmente robotizado en las etapas de manufacturación, armado, ensamblaje y terminaciones, con rigurosos controles e indicadores antes, durante y después de la línea de producción.

A nivel de motorizaciones, se ofreció en opciones Gasolina y Diésel, con cilindradas que partían en la 1.1L de 55 HP, y terminaban en la 2.0L 16V ( Sedicivalvole) de 146 HP como la más potente.

Fiat Tipo en Chile

Las dos primeras unidades ingresaron en abril de 1989, procedentes desde Italia, destinadas a labores de análisis, estudios y capacitación; sin embargo, la venta oficial sólo comenzará en enero de 1990 (1.6L).

En nuestro país el modelo se ofreció, inicialmente, en carrocería 5 puertas, en versiones gasolina 4 cilindros 1.4L y 1.6L Digit, la primera asociada a un motor de 1.372 cc y 72 CV, capaz de alcanzar una velocidad máxima de 161 Km/h y acelerar de 0 a 100 Km/h en 13 segundos.

La versión Digit se posicionaba al tope de la gama, dotada de una motorización de 1.540 cc, con 83 CV de potencia máxima, capaz de alcanzar los 172 Km/h y acelerar de 0 a 100 Km/h en 12 segundos.

En 1993, el modelo hizo noticia cuando el gobierno Italiano donó 200 unidades a la Policía de Investigaciones (PDI), unidades utilizadas durante toda una década.

En julio de 1994, en tanto, ingresará una versión 3 puertas, definida como Sport SX, asociada a  una motorización 1.6L de 83 CV, y estéticamente dotada de una nueva máscara, y llantas distintivas Aro 14. Su equipamiento de serie incluía dirección hidráulica, alzavidrios eléctricos, cierre centralizado, tacómetro y Radio Cassette con panel desmontable, además de techo abatible y aire acondicionado versión full

Cronología Chile

  • -Abril 1989: Ingreso 2 unidades 1.6L Digit vendidas en mayo
  • -Enero 1990: Inicio venta unidades 1.6L Digit
  • -Junio 1990: Inicio venta unidades 1.4L y 1.6L Digit con Dirección hidráulica
  • -Diciembre de 1991: Se eliminan versiones 1.4L
  • -Julio 1992: Ingresan versiones 1.6L Catalizadas
  • -Enero 1993: Ingresan versiones 1.4L Catalizadas
  • -Julio 1994: Ingresan versiones 1.6L 3 Puertas
  • -Mayo 1996: Se eliminan de la oferta local
  • -Diciembre 2018: Ingresa la segunda generación, en carrocería Sedán (Nota relacionada)

Ventas Chile: 1.460 Unidades / Precios de la época

  • 1989: 2 Unidades
  • 1990: 212 Unidades (70 1.4L – 107 1.6L – 35 1.6L con DH) / $2.945.000-$3.509.000 DGT
  • 1991: 304 Unidades ( 210 1.4L – 61 1.6L – 33 1.6L con DH) / $3.520.000-$4.200.000 DGT
  • 1992: 91 Unidades ( 63 No catalizadas 1.4 y 1.6L – 9 1.6L – 19 1.6L DH) /$4.890.000 Cat- $4.995.000  Cat DH
  • 1993: 294 Unidades ( 20 No catalizadas 1.4 y 1.6L – 200 1.4L Cat – 31 1.6L Cat – 43 1.6L Cat DH) /$4.890.000 Cat- $4.995.000  Cat DH
  • 1994: 243 Unidades ( 95 3 Puertas 1.6L Cat – 148 5 Puertas 1.6L Cat DH) / $4.990.000 3P – $4.990.000 5P
  • 1995: 268 Unidades ( 124 3 Puertas 1.6L Cat – 144 5 Puertas 1.6L Cat DH) $4.890.000 3P – $4.890.000 5P
  • 1996: 46 Unidades ( 31 3 Puertas 1.6L Cat – 15 5 Puertas 1.6L Cat DH)/ $4.690.000 3P – $4.690.000 5P

Ficha Técnica Versión 1.6L 5 Puertas 1990

Cifras

 

Dimensiones

Equipamiento

Galería FIAT Tipo

Quizás te interese:

Comparte este artículo

Deja tu comentario