Comparte este artículo

 

El año 1953, la Ford Motor Company estrenó la segunda generación de la “Serie F”, camioneta de motor delantero y tracción trasera que desde entonces agregó a su nombre un “doble cero”, pasando a ser denominada F-100. El modelo se produjo en Estados Unidos, en 11 plantas, entre los años 1952 y 1956, mientras que en Brasil, en la planta de Sao Paulo, se fabricó entre los años 1957 y 1962.

Versión 1953

La nueva carrocería ofrecía una cabina más amplia, una nueva y elegante parrilla, además de un capó más ancho, que fluía hacia los tapabarros delanteros. Cabe señalar que los principales cambios no sólo implicaron modificaciones estéticas. Se aumentó la distancia entre ejes y se retrasó la suspensión delantera, para privilegiar una mejor calidad de marcha y un menor radio de giro, además de agregar una nueva plataforma de carga.

En el interior, para ofrecer mayor comodidad, se incorporan asientos más anchos. Un parabrisas curvo, de una sola pieza, de mayor tamaño, aumenta la visibilidad. Lo mismo sucede con la ventana trasera, ahora más ancha y alta. El panel de instrumentos se rediseñó totalmente, ahora de una sola pieza, que buscaba mejorar la lectura de información.

Si hablamos de motorización, ellas eran similares a la de años anteriores. Nos referimos a los 3.5L OHV 215Ci de 6 cilindros y el 3.9L 239Ci cabeza plana V8. Estos últimos se identificaban en el frontal de la carrocería con el emblema V8 en el centro de la parrilla, mientras que los V6 incorporaban una estrella cromada de tres puntas.

La mayoría de las F100 salieron de fábrica con transmisión manual de tres o cuatro velocidades, e incorporó de forma inédita la opción Ford-O-Matic de tres velocidades, la primera camioneta en la historia de la marca en ofrecer una transmisión automática.

Un detalle importante es que todos los modelos 1953, alrededor de la circunferencia central del volante, incluían la leyenda “50th Anniversary 1903-1953”.

Finalmente, un total de 116.437 unidades fueron producidas de la serie F aquel año. Las versiones 1954 a 1956 recibieron pequeñas modificaciones en el frontal y mejoras, tanto a nivel mecánico como estética.

Galería Ford F-100 1953-1956

 

 

Comparte este artículo

Déjanos tu comentario